A vueltas con los #Carnavales ¿Compras el #disfraz o lo haces tú mismo?

Este año teníamos la ilusión de currarnos un disfraz especial para Carnavales. El año pasado Daniel era muy chiquitín, por lo que le pusimos un mono de tiburón que nos había regalado su tía y listo. Es verdad que iba riquísimo, además en la guarde coincidió que un compi iba de surfero y resultó de lo más gracioso.

Carnavales 2015

Carnavales 2015

Sin embargo, ahora que ya anda y puede lucir el disfraz, queríamos hacer algo más original. Elaborar un patrón a nuestro gusto y comprar telas, incluso para los tres. ¡Un disfraz DIY para toda la familia!

Ahora os cuento en qué ha quedado todo esto, porque ya es lunes y creo que en el chino de enfrente de casa también venden disfraces…

Nuestro proceso de pensamiento

18 de enero. Pues sí, la semana pasada tuvimos la genial idea de disfrazarnos los tres y de paso tunear la silla de paseo del niño con cartones. El prota, es decir Daniel, iba a ir de piloto y la silla de avión. Desechamos la idea porque en nuestro ascensor no iba a entrar y bajar el invento por las escaleras se presentaba complicado.

21 de enero. También pasó por nuestra mente ir de Alicia en el País de las Maravillas o Star Wars. Pero mucho trabajo y poco tiempo.

25 de enero. Finalmente decidimos que lo mejor era centrarnos, currarnos para el niño un disfraz chulo, y otro año con más tiempo (aunque seamos realistas, todos los años el tiempo es el mismo) ya haríamos un disfraz conjunto.

27 de enero. De pronto nos llamaron unos amigos diciendo que este sábado de carnavales organizan una fiesta (para mayores solo, claro) y estamos invitados. Lo único, hay que ir disfrazados de celebridad  muerta… ¿? Uff otra vez a pensar… De Bonnie and Clyde puede que no sea muy complicado.

28 de enero. Y Daniel… pues de Duende. Le apañamos un gorrito con cascabel, casaca, medias de rayas y perfecto.

A día de hoy 1 de febrero. Ahora vuelta a la cruda realidad.  Bichito ayer se nos puso enfermo, su padre está lesionado y yo arrastrando un virus,… Así que ahorraremos nuestro tiempo y dinero en recuperarnos y el año que viene ya veremos qué pasa.

De todos modos, ya os contaré en qué quedan estos Carnavales. Como dice Daniel, con cara de suspense y emoción “Cha chaaannn!!”

CONCLUSIÓN: Creo que voy a ser eternamente idealista: Todos los años intentaré hacer un súper disfraz hasta que en el último momento choque con la realidad y me dé cuenta de que no hay tiempo. Entonces tendré que comprar lo que quede…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s