Ya estamos aquí. De vuelta de nuestras vacaciones en Polonia con bitxito

¡Hola!

Ya estamos aquí, de vuelta de las vacaciones. Polonia nos ha encantado y la experiencia de viajar con Daniel ha sido increíble. Tenemos un bitxito muy, muy bueno 🙂

Hemos estado 10 días en Polonia. Nuestro itinerario: Donostia 🚘  ☛ Bilbao ✈ ☛ Varsovia 🚅 🚍 ☛Bydgoszcz (con boda incluida)🚅🚍  ☛Cracovia✈ ☛Bilbao 🚘☛Donostia
Hemos metido muchas horas de avión, tren, bus y coche. Menos mal que a Daniel le encantan todo tipo de transportes y más si le transportan a él.

Varsovia – Warszawa

Desde que llegamos no paramos de andar. Debido a que ha sido el primer destino de nuestro viaje estábamos llenos de energía y nos dimos grandes caminatas. Y es que Varsovia es una ciudad que merece la pena hacerla caminando por sus grandes contrastes entre unas zonas y otras.

varsovia1

plac Zamkowy Stare Miasto

plac Zamkowy Stare Miasto

Daniel ensaguida se adaptó al nuevo país. A nosotros nos costó algo más por el hecho de que mucha señalética y carteles estaban solo en polaco, idioma para nosotros imposible de descifrar. Al llegar nos volvimos un poco locos porque, casualidad, nadie hablaba inglés ni castellano…

Al margen de eso, os cuento que nosotros estábamos en Centrum, una zona alejada de Stare Miasto (la zona vieja u Old Town) y llena de rascacielos y edificios empresariales, cosa que nos impactó. No nos la imaginábamos así, aunque considerando que Varsovia es uno de los centros financieros más importantes de Centroeuropa, era de esperar.

Bueno, al lío. Los tres aventureros en modo expedición nos hemos compenetrado a la perfección. A parte de las visitas de rigor hicimos una ruta de parques y lugares para niños, en los que Daniel pudiera jugar, andar con otros niños y quemar energía.

Ahí van algunas fotitos:

Palacio de Cultura y Ciencia

Palacio de Cultura y Ciencia y la primera fuente en la que, cómo no, visitamos durante un buen rato. A Daniel le encantan.

A remojo en la fuente de la Sirena de Varsovia, en Stare Miasto

A remojo en la fuente de la Sirena de Varsovia, en Stare Miasto

De excursión en tren txu-txu

De excursión en tren txu-txu

Para estar todos contentos, a diario alternábamos paseo cultural con parque. En Varsovia hay parques verdes muy bonitos para grandes y pequeños, con columpios, lagos, verde…

varsovia-karinskiparque

Un parque de obligada visita es el Łazienki Park. Alberga un conjunto palaciego y cuenta con un lago y un jardín botánico, además de un monumento al compositor Chopin y algunos  palacetes.

lazienzkiok

Con lo que nos gusta comer, no podíamos dejar de probar el restaurante WARSZAWA WSCHODNIA by Mateusz Gessler. El estaurante, de un conocido chef polaco, está ubicado en el Soho Factory y ofrece comida tanto polaca como internacional 24h. y no es especialmente caro.

soho1 WARSZAWA WSCHODNIA

 

Bydgoszcz

Bydgoszcz

Todo el planteamiento de nuestro viaje a Polonia comenzó cuando un amigo de papá nos invitó a su boda. Eso hizo que nos animáramos a ir y de paso conocer este maravilloso país.

Tomando algo en un curioso bar sobre arena con Food Trucks

Tomando algo en un curioso bar sobre arena con Food Trucks

Esta ciudad, Bydgoszcz, a donde nos desplazamos para la celebración, fue en su día un asentamiento de pescadores y centro neurálgico para las rutas de comercio del río Vístula. Nos ha parecido una ciudad muy bonita a la vez que tranquila y acogedora.

Después de la locura de Varsovia, supuso un alto en el camino para recobrar energías.

La boda se celebró en un hotel spa a una hora en bus de Bydgoszcz. Un lugar precioso con enormes jardines y lago. Nada más llegar nos metimos en la piscina con bitxito. El niño estaba feliz, ¡cómo no!

Herbarium-spa

Herbarium-spa

Durante la boda

Durante la boda

La boda fue muy bonita, los novios muy guapos, los invitados hablando en inglés, polaco, italiano, castellano… un ambiente muy internacional. Debo reconocer que, al sentarnos para cenar,  nos asustó ver un vaso de chupito junto a una copa de agua y una botella de vodka. Y es que en Polonia acostumbran a maridar los banquetes de las bodas con vodka.  En esta ocasión se apiadaron de los extranjeros y pudimos beber agüita y vino.

Daniel se pasó toda la cena durmiendo hasta el postre. Así que recién despertado lo dio todo en la pista de baile, al son de Lambada, Volaré y canciones tradicionales polacas.. Un bonito recuerdo.

Cracovia – Kracow

Después de 6 horas en tren, recorrido en el que Daniel fue cual angelito bajado del cielo, (menos mal) llegamos a Cracovia.


foto1

Esta ciudad es preciosa. Es muy extensa e intentamos visitar todo lo que pudimos en los tres días que estuvimos. Es muy armoniosa. No encontramos ninguna zona fea, cada rincón tiene su encanto. Digna de ver. Claro que, por algo la Unesco declaró su centro histórico en 1978 patrimonio de la Humanidad…

Daniel disfrutó mucho. A parte de la zona vieja, la judía, el gueto y el área estilo soviético, descubrimos parques, caballos y por supuesto fuentes.

El Castillo Real Wawel y la catedral son los conjuntos arquitectónicos más visitados. Los niños se quedan encantados con la leyenda del Dragón de Wawel. Con Daniel anduvimos por las cuevas donde la leyenda dice que habitaba un dragón y descubrimos la escultura que representa a este, que por cierto, de vez en cuando echa fuego. Es una atracción muy divertida para grandes y pequeños. Aunque hay a algunos niños que les puede llegar a asustar. A Daniel por ejemplo, no le hizo ninguna gracia y se marchó diciendo “Dragón malo”. Todavía se asusta al recordar al dragón…

La plaza central de Stare Miasto de Cracovi, Rynek Główny es, de entre todas las ciudades europeas, la más grande. En ella Daniel ha perseguido palomas, corrido tras pompas de jabón y jugado con otros niños.

krakow1

Cracovia

El obwarzanek rosquilla de pan típica de rosquilla, que está muy rica

El obwarzanek rosquilla de pan típica de rosquilla, que está muy rica

En cuanto a la comida polaca en general nos gustó mucho, las sopas y carnes están muy buenas. El steak tartar es increíble. Daniel siguió con sus chicken fingers, nuggets de pollo, así que no innovó mucho.

Lo que nos encanta de los restaurantes polacos es que la mayoría, por no decir todos, son kids friendly. En todos hay tronas, comida y juguetes o pinturas para que los niños puedan estar entretenidos y se sientan cómodos.

FUENTES

A remojo en Cracovia

Esperamos que os haya gustado nuestro post y os hayamos podido transportar por un ratito a la Polonia que hemos disfrutado con Daniel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s