Primer post de 2018 ¿propósitos del año?

“Enseñarás a volar,
pero no volarán tu vuelo.
Enseñarás a soñar,
pero no soñarán tu sueño.
Enseñarás a vivir,
pero no vivirán tu vida.
Sin embargo…
en cada vuelo,
en cada vida,
en cada sueño,
perdurará siempre la huella
del camino enseñado.”

Teresa de Calcuta

Quería empezar el año con un post bonito, pero no se me ocurría nada. Algo clásico entonces, pensé: ¿Propósitos para el 2018? La verdad, no me he propuesto nada aún, aparte de algún reto, que no voy a contar por ahora (no vaya a ser que se me gafe).

Sin embargo, el hecho de que sea época de Propósitos me ha dado que pensar…

Y yo, ¿qué me propongo para este 2018? Sinceramente, en mi situación actual, por mucho que me proponga y quiera, mis propósitos no dependen de mi únicamente. Hacer ejercicio, estudiar, leer más, comer bien, son clásicos que siempre he ejecutado a lo largo de los años sin mucho problema. Ahora es más difícil. Siendo bimadre, claro que necesito tiempo para mi, aun así no siempre cuadra poder dedicarme a mi. Me quedo sin ocio en un plis. Que si el padre curra hasta tarde, que si pikiki se enferma, que si el bitxito quiere estar conmigo… Y comer sano, sí lo hago, pero muchas noches me alimento de los restos de la cena de mis hijos. ¿Vagancia? No, más bien cansancio. Leer, leo mucho menos de lo que desearía. Y así con todo.

Pensemos en algo más fácil de conseguir… ¡Dormir en pijama! Muchas noches me despierto de madrugada con la ropa del día puesta y sin saber en qué momento me quedé dormida: ¿contándole el cuento a Dani o dándole el pecho a Ariane? Misterios sin resolver…

También me gustaría poder dedicar tiempo a estar con mi gente plan adulto. Una comida con amigas, un café o un paseo. Cuidar mi círculo y disfrutar de esa gente que tanto significa para mi, aunque no lo pueda hacer muy a menudo.

mispiesgriegos_2018

mispiesgriegos_2018

Y ahora, me pongo en plan madre otra vez. No sé en qué medida conseguiré todo lo anterior, pero disfrutaré de cada momento con mis peques. Disponer de tiempo para estar con ellos es un lujo que no toda madre tiene. Yo sí, por ahora. Por eso, he comenzado con este poema de Teresa de Calcuta. Es tiempo de enseñar a volar, soñar, vivir y vivir con ellos. No vaya a ser que más tarde despeguen para hacer su vida y nos arrepintamos del tiempo perdido.

Conclusión de todo este lío que me he montado: Disfrutaré de lo que tengo y con la gente que quiero

¡Felices propósitos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .